Nuestras Ofertas en coches de Renting para Autónomos

Si eres autónomo y necesitas un vehículo para tu negocio, el renting para autónomos puede ser una buena opción  por diferentes motivos: ventajas fiscales, ausencia de inversión inicial elevada, flexibilidad financiera,  ahorro en gastos del vehículo (revisiones, seguro, mantenimiento…)

Siendo trabajador por cuenta propia, con el renting para autónomos podrás ahorrar una gran cantidad de dinero al año, ya que por lo que cuesta la inversión de un coche en propiedad, puedes tener acceso a incluso dos contratos de renting de vehículo al año.

Precios
Tipo de coche
Marca
Combustible
Transmisión
Etiquetas
Tipo de renting
Principales ventajas de un Renting de coches para Autónomos

Si eres trabajador por cuenta propia y necesitas un coche para desarrollar tu negocio, con el renting de autónomos tendrás acceso a una flota atractiva de vehículos. Además podrás disfrutar de todas las ventajas que detallamos a continuación:

Cuota fija, se eliminan los gastos extra de mantenimiento. El titular solo se hará cargo de la gasolina.
Permite desgravar hasta el 100% de la cuota en el Impuesto sobre Sociedades y en el IRPF.
No aumenta el endeudamiento, por lo que esta pude disfrutar de todos los servicios sin que esto le afecte a otros objetivos.
Coche de sustitución en el caso de avería.
Asistencia 24 horas para no afectar al trabajo.
Sin entrada
Seguro a todo riesgo
Mantenimiento completo
Revisiones y reparaciones
Buena asistencia
Cambio de neumáticos
Sin pago de impuestos
Vehículo de sustitución
¿Qué necesito para contratar un Renting de coches para Autónomo?
¿Qué incluye el Renting para Autónomos?

Con la cuota que abonarás en el contrato de renting de autónomos, tendrás incluidos los siguientes servicios:

  • Seguro de coche a todo riesgo durante todo el año
  • Servicio de mantenimiento, recambios y averías
  • Impuesto de circulación
  • Servicio de ITV
  • Servicio de atención al cliente ante cualquier anomalía o duda que tengas acerca del vehículo o el contrato firmado.
¿Qué pasa cuando concluye el contrato?

El renting de autónomos al ser un contrato de alquiler, al finalizar este, existen las siguientes posibilidades:

  • Ampliar el contrato de renting manteniendo el mismo vehículo. Al ser un vehículo ya usado y con más años en el mercado, la ampliación del contrato suele tener un menor coste para el autónomo.
  • Realizar un nuevo contrato cambiando y por ende, cambiando también de coche. Si el cambio de vehículo es por uno de la misma gama, los costes del contrato de renting se suelen mantener.
  • Devolver el vehículo y por tanto finalizar el contrato de renting.
  • Adquirir el vehículo, aunque esta opción suele ser más propia de los contratos de renting con particulares, no ocurre tanto con las empresas o autónomos.
¿La cuota del contrato es siempre fija?

La cuota del alquiler del vehículo en un contrato de renting es siempre la misma. El autónomo en este caso, no se llevará ninguna sorpresa durante el trascurso del contrato de renting.

¿Cuál es el plazo máximo y mínimo para contratar?

Los contrato de renting de vehículos siempre tienen un plazo mínimo y máximo de contratación. El tiempo mínimo por el que puedes alquilar un coche con este tipo de contrato es de un año de duración. Como máximo podrás mantener el mismo contrato hasta durante cinco años.

¿Qué ocurre si supero el kilometraje contratado?

En los casos en los que el usuario supere el kilometraje que ha contratado en el renting de su vehículo, deberá abonar una tarifa extraordinaria por cada kilómetro de más recorrido. Esta cantidad dependerá del tipo de contrato que hayas firmado, de las condiciones que se hayan definido en tal contrato y de la marca del coche, entre otros condicionantes.

¿Qué ocurre si no supero el kilometraje contratado?

Si no se han superado los kilómetros contratados, no habrá ningún tipo de penalización para el autónomo en este caso. Seguirá abonando la cuota contratada según lo estipulado en el contrato de renting.

¿Puedo concluir el contrato antes de lo estipulado?

Finalizar el contrato de renting antes de lo estipulado conlleva una determinada penalización. Esta dependerá principalmente de las condiciones fiscales del autónomo en este caso, y de la financiera con la que se ha firmado el contrato de renting. Esta penalización es debida principalmente a que la cuota mensual viene determinada en parte por los años por los que se va a alquilar el coche. Se trata de una multa monetaria que oscila entre el 30% y 50% de las cuotas que queden por abonar.

¿Quieres conocer otros tipos de renting?