Para todos los conductores es de gran importancia contar con la luna del coche completamente limpia para que no afecte la visualización al momento de transitar; es por ello que se considera que los limpiaparabrisas desarrollan una tarea la cual es completamente imprescindible en temas de limpieza, estética y seguridad. Para garantizar la vida útil de los componentes y diversos apartados mecánicos de nuestro coche es prioridad realizar periódicamente una serie de mantenimientos, donde el limpiaparabrisas es un gran punto de enfoque para esto, ya que al tener un limpiaparabrisas que no desarrolla su función correctamente, dejará en nuestra luna del coche zonas sin limpiar e inclusive puede maltratar, rayar y generar grietas con cierto nivel de profundidad, causando al cristal un daño mayor.

Los mejores consejos para el mantenimiento del limpiaparabrisas

Actualmente existen diversos métodos para mantener tu limpiaparabrisas en perfecto estado, ajustándose así a las posibilidades y bolsillo de los usuarios. Bien es cierto que se recomienda que estos sean cambiados pasado el año de uso, pero esto no quiere decir que en ese ciclo de uso de un año te olvidarás de ellos; es preciso realizarle mantenimiento o limpiarlos una vez al mes, así otorgándole un nivel mayor de efectividad a la hora de desarrollar su tarea. Con el fin de que tomes en cuenta aspectos de gran importancia a la hora de hacerles mantenimiento al limpiaparabrisas te detallamos una serie de consejos que te serán de gran ayuda.

Límpialos regularmente

Un punto el cual no puedes pasar por alto. Como lo mencionamos anteriormente, recomendamos limpiar estos al menos una vez al mes, este proceso no te llevará mucho tiempo llevarlo a cabo. Para esto solo deberás limpiar minuciosamente el limpiaparabrisas, enfocándote en que las escobillas queden limpias, para esto solo bastará con frotar suavemente dicha superficie con un pañuelo húmedo hasta retirar polvo, pelusas, partículas del exterior, grasa, insectos, virutas varias o pequeñas piedras. Si con un pañuelo no es suficiente, puede utilizar una esponja o cepillo que cuente con celdas suaves y finas, y con la ayuda de detergente y agua, limpiar el área, resaltando que este proceso debe hacerlo con cuidado.

Comprueba que no se queda sin líquido

Vigila constantemente el nivel de líquido de los limpiaparabrisas para evitar que te quedes sin él. Actualmente en el mercado existe una gran variedad de líquidos destinados para este fin, tras su uso estos dejan resultados más que positivos, siendo esto lo que los hace tan populares en dicho mercado. Ocupar líquidos que sean propiamente para mantener limpia la luna de tu coche garantiza que tendrás un cristal completamente limpio el cual te ofrecerá un campo de visión correcto a la hora de conducir, reduciendo esto a que contarás con una mayor seguridad gracias a esto. Existen usuarios que ocupan líquidos fabricados artesanalmente en sus casas, con combinaciones como agua y alcohol, agua con zumo de limón, o simplemente agua con detergente; no se puede negar que tiene cierta efectividad al momento de limpiar la luna de tu coche, pero en ocasiones suelen dejar parches o una apariencia viscosa en el cristal o una severa obstrucción de los inyectores de salida, por ello se recomienda ocupar líquidos de serie para limpiaparabrisas, pastillas para el limpiaparabrisas e inclusive líquido para limpiar los cristales de nuestro hogar.

Vigila que no se tuercen las escobillas

Nosotros como usuarios debemos de preservar que las escobillas de nuestro sistema de limpiaparabrisas se encuentren en perfecto u óptimo estado. Su integridad va a depender enteramente de la manera en que las tratemos a la hora de realizar el mantenimiento, y en otras circunstancias por las condiciones de la luna del coche a la hora de limpiarla.  Lo recomendable para que estás no se estropeen sería verificar si la superficie a limpiar no tiene agentes muy abruptos con las cuales se puedan deformar dichas escobillas. Por otra parte, se recomienda también que, si hay presencia de hielo formado por capas de nieve, no encender dicho sistema, ya que ejercería una mayor presión trayendo consigo posibles consecuencias.

Materiales necesarios para realizar el mantenimiento

Pocos materiales serán suficientes para realizarle mantenimiento a nuestro limpiaparabrisas, así que no hay excusa para no realizarlo, ya que este proceso es rápido y completamente sencillo. Teniendo en cuenta la serie de beneficios que nos deja el contar con una luna completamente limpia el cual permite una máxima visibilidad, principalmente nos dará ese plus de viajar con mayor seguridad y disfrutando de los paisajes ofrecidos en la vía. A continuación, le estaremos detallando y mencionando dos de los protagonistas presentes en el mantenimiento del limpiaparabrisas.

Pañuelo o esponja

El uso de algún pañuelo o esponja en este proceso de mantenimiento es completamente necesario; debido a que con estos estaremos retirando toda la suciedad que se puede encontrar alojada en dicho sistema, ya que con la velocidad con la que se viaja o el impacto de objetos presente en la polución del ambiente por donde transites, se crean placas o una superficie de suciedad, grasa y demás entes que puedan estropear el cristal o la escobilla.

Liquido de limpiaparabrisas

Los usos de líquidos destinados para los limpiaparabrisas ofrecen mayor efectividad a la hora de hacer mantenimiento. Todo esto es debido a que gracias a la composición de dicho líquido el grado de limpieza es mayor. Siempre es importante utilizar estos líquidos y evitar que nuestro sistema carezca de este; cómo lo mencionamos anteriormente cientos de usuarios suelen ocupar la combinación de varias sustancias para lograr su cometido, el grado de eficacia de lo hecho existe, pero sin embargo se recomienda siempre la utilización de líquidos destinados para este uso.

Pasos para realizar el mantenimiento del limpiaparabrisas sin necesidad de acudir a un taller

No hay excusa para no realizarle mantenimiento a tu sistema de limpiaparabrisas ya que con la facilidad con la que puedes realizar esto, querrás hacerlo tú mismo bajo tu comodidad. A continuación, te daremos a conocer una serie de pasos con los que podrás realizar el mantenimiento del limpiaparabrisas sin la necesidad de acudir a un taller, siendo estos:•

• Verificar como se encuentra el área del sistema de limpiaparabrisas.

• Tener a la mano los implementos de limpieza.

• Desmontar las escobillas del brazo del limpiacristales. De este modo podremos limpiarlas con mayor facilidad.

• Sujetar la escobilla, con la ayuda de un pañuelo o esponja ir limpiando sus bordes. Así estaremos eliminando la suciedad presente en estas, si la suciedad está muy penetrada podemos recurrir al uso de un cepillo con celdas suaves, donde sutilmente con este frotamos hasta dejar limpia el área.

• Al tener completamente limpio este mecanismo, se pueden posicionar nuevamente las escobillas sin movimientos bruscos.

• Encender el sistema y verificar que todo haya quedado bien.

• Durante el mantenimiento verificaremos si las escobillas se encuentran en buen estado, en un dado caso que requieran ser cambiadas, hacerlo lo antes posible.

Todos los gastos de reparaciones, mantenimientos, seguro a todo riesgos, asistencia en carretera y muchos otros servicios más los incluimos dentro de las cuotas de nuestro alquiler a medio y largo plazo de vehículos. Conducirás un coche totalmente nuevo como si fuese tuyo sin preocuparte de los costosos gastos de los coches. Conoce todas nuestras ofertas de renting y si tienes alguna duda ponte en contacto con nuestro equipo de expertos.

Post relacionados

VENTAJAS E INCONVENIENTES DEL RENTING
Ventajas Renting Leer más
Tesla Model Y y MG ZS EV: dos SUV eléctricos que triunfan en España
Los coches eléctricos se consolidan como una opción de movilidad […] Leer más
LOS 5 MEJORES MIRADORES EN HUESCA PARA IR EN COCHE
Huesca es una provincia del norte de España conocida por […] Leer más