El renting de vehículos está ganando popularidad. Esta alternativa de movilidad, que permite a los conductores disponer de un coche sin tener la necesidad de comprarlo, se tiene cada vez más en cuenta entre empresas, particulares y autónomos. ¿Por qué? Debido a las múltiples ventajas que ofrece.

En este post os queremos explicar la fiscalidad del renting y cuál es el IVA que se aplica a los coches de renting, uno de los grandes beneficios que te hará decantarte por esta modalidad. Sin embargo, es importante destacar que esta ventaja afecta únicamente a empresas y a ciertos autónomos. Es decir, los trabajadores por cuenta propia que se encuadran dentro del sistema de módulos y los particulares pueden contratar este servicio de alquiler de vehículos, pero no pueden disfrutar de las deducciones.

¿Existe algún tipo de desgravación fiscal en el renting para particulares?

El número de particulares que optan por el renting es cada vez mayor. Y es que, poder contar con el coche de tus sueños sin tener que hacer frente a una cuantiosa inversión económica, es un gran punto a favor. Sin embargo, como ya hemos adelantado, los particulares no corren la misma suerte en términos de desgravaciones fiscales (IVA, IRPF e Impuestos de Sociedades).

Cuál es el IVA que se aplica a los coches de renting?

Por tanto, si como particular te estás planteando contratar un servicio de alquiler de coches a largo plazo tienes que hacer números teniendo en cuenta que el IVA es del 21% y no hay opción de deducir nada.

Fiscalidad del renting para empresas y autónomos

  • IVA: Las empresas y autónomos no sujetos al régimen de estimación directa pueden deducirse la totalidad de la cuota mensual de renting, siempre y cuando se pruebe que el uso del vehículo es necesario para la actividad económica. De lo contrario, la deducción sería únicamente del 50%.
  • Impuesto sobre Sociedades: La Ley 27/2014 concede a las empresas y autónomos la desgravación completa de la mensualidad, al computarlo como un gasto indispensable para el funcionamiento adecuado del negocio. Para evitar posibles problemas con Hacienda, hay que presentar las facturas de los pagos periódicos del alquiler del vehículo, imputación temporal, contabilización detallada, etc.
  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF): al igual que en los casos anteriores, ambos entes pueden beneficiarse de la deducción al 100% de las cuotas en la declaración de la renta. No obstante, como hemos repetido, es necesario justificar que el vehículo no se va a usar para fines personales, sino profesionales.

¿Cuánto se puede ahorrar con un servicio de renting?

Salta a la vista el gran ahorro que puedes experimentar si contratas un servicio de renting de vehículos. Además, aparte de las considerables ventajas fiscales que ofrece el alquiler a largo plazo de coches para empresas y autónomos, puedes contar con otros beneficios que cuidan tu bolsillo. ¿Todavía no sabes cuáles son? Atento.

  • No es necesario hacer una inversión inicial: disponer de una gran flota de vehículos es posible sin tener que emplear demasiados recursos. De esta manera, autónomos y pequeños negocios no necesitan gastar parte de su presupuesto en movilidad.
  • Todo incluido: el renting ofrece la tranquilidad de no tener que preocuparte por los gastos relativos al mantenimiento o seguro del vehículo. Así, tus cuentas no notarán las reparaciones en caso de accidente.

En TodoRenting contamos con la mejor flota de automóviles. Seas particular, empresa o autónomo puedes estrenar un vehículo con todos los servicios incluidos (impuestos, ITV, mantenimiento preventivo, seguro a todo riesgo…) Contrata nuestro alquiler a largo plazo y disfruta de todos los beneficios.