Al pasar la ITV con tu vehículo, puede obtener uno de los tres resultados: favorable, desfavorable o negativo. Si el resultado es desfavorable, significa que hay algún fallo grave en el vehículo o si en la inspección se han detectado una serie de fallos leves que, unidos, pueden suponer un peligro para ti o para el resto de usuarios de la vía.

Como ya hemos mencionado más arriba la ITV saldrá desfavorable cuando hay un fallo grave o varios leves que juntos se consideran como uno grave.

Las causas más comunes de una ITV desfavorable son:

  • Gases de gasolina: En dicha inspección se miden los gases expulsados por el coche mediante una sonda que se introduce en el tubo de escape. Para ello, el técnico acelera el vehículo en vacío hasta que pueda medir correctamente los niveles de gases contaminantes que expulsa.
  • Sistema de alumbrado deficiente: Los técnicos encargados revisan con sumo detalle esta parte del vehículo, pues se considera parte fundamental para la seguridad vial, por lo que es importante asegurarnos de que todo el sistema de alumbrado funcione correctamente.
  • Neumáticos en mal estado: Los neumáticos no deben presentar desperfectos, ni estar desgastados ni presentar señales de deterioro. Aquí es necesario prestar especial atención a detalles que pueden o no parecernos relevantes, pero que pesan a la hora de la evaluación, como puede ser tener neumáticos de marcas diferentes.
  • Frenos defectuosos: Para poder circular sin poner en riesgo nuestra integridad ni la del resto de conductores, los frenos del vehículo deben estar en perfecto estado, ya no solo de cara a la ITV sino en líneas generales.
  • Suspensión y dirección: La suspensión y la dirección son dos elementos fundamentales para la seguridad del vehículo. En la ITV se comprueba que no haya holguras en la dirección, que los amortiguadores estén en buen estado y que no haya fugas de líquido hidráulico.
Un gráfico con las causas más comunes para que rechacen al itv

Los requisitos de seguridad incluyen elementos como frenos, neumáticos, suspensión, dirección, alumbrado, cinturones de seguridad, airbags, etc. que son fundamentales para la seguridad del conductor y los pasajeros.

Por otro lado, los requisitos de emisiones se refieren a la cantidad de gases contaminantes que un vehículo emite al medio ambiente. Los vehículos que emiten menos gases contaminantes son menos perjudiciales para el medio ambiente y la salud humana.

Si la inspección de tu vehículo es desfavorable, tienes un plazo de hasta dos meses para solucionarlo, y hasta entonces no podrás utilizar el vehículo.

  • Revisa el informe de la ITV: El informe de la ITV te indicará los fallos que ha detectado el técnico en tu vehículo. Es importante que lo revises con detenimiento para saber qué es lo que debes arreglar.
  • Repara los fallos: Una vez que sepas qué es lo que debes arreglar, debes llevar tu vehículo a un taller mecánico para que reparen los fallos detectados. Es importante que acudas a un taller de confianza y que te asegures de que los fallos han sido reparados correctamente.
  • Vuelve a pasar la ITV: Una vez que hayas reparado los fallos, debes volver a pasar la ITV. Es importante que lleves contigo el informe de la ITV anterior y los justificantes de las reparaciones realizadas.
  • Recoge la pegatina de la ITV: Si tu vehículo ha pasado la ITV, te entregarán una pegatina que deberás colocar en la esquina superior derecha del parabrisas delantero. Esta pegatina indica la fecha en la que debes volver a pasar la ITV.

La diferencia entre una ITV desfavorable y una ITV negativa es que si el resultado es desfavorable, el vehículo aún puede circular temporalmente, mientras que si el resultado es negativo, el vehículo no puede circular hasta que se hayan reparado los defectos graves detectados.

Las causas más comunes de una ITV negativa son los defectos muy graves (DMG) o la acumulación de defectos graves (DG) en temas de alumbrado y señalización, neumáticos y elementos del eje y suspensión, frenos y emisiones contaminantes. Si el vehículo tiene al menos un defecto considerado muy grave “por constituir un riesgo directo e inmediato para la seguridad vial o tener un impacto sobre el medio ambiente”, se considera una ITV negativa.

Las consecuencias legales de circular con tu vehículo con la ITV desfavorable van desde sanciones económicas, pérdida de puntos en el carnet y hasta la inmovilización del vehículo.

La sanción por circular con la ITV desfavorable es de hasta 500€. Circular con la ITV desfavorable está considerado una infracción grave y puede ser sancionado con multas significativas. Las autoridades de tráfico tienen el poder de imponer una multa de hasta 200€ si se sorprende a un conductor circulando sin la documentación de la ITV en regla.

Si circulas con la ITV negativa, la sanción será de 500€. Se te inmovilizará el vehículo y solo podrás llevarlo al taller en una grúa para arreglarlo y demostrar en una nueva Inspección Técnica de Vehículos que el fallo ha sido resuelto.

Prevenir una ITV desfavorable no es una acción que se pueda cumplir en tan son un día, es el mantenimiento y revisión de: el estado de los neumáticos, el sistema de alumbrado, el sistema de frenos, el sistema de emisiones, el estado de la suspensión y la dirección.

Realizar un mantenimiento preventivo y una revisión regular de tu vehículo es importante para garantizar su buen funcionamiento y prolongar su vida útil. Aquí te proporciono algunos consejos que pueden ayudarte a mantener tu vehículo en buen estado que te permitan pasar la ITV sin problemas:

  • Cambia el aceite regularmente: Es importante que cambies el aceite de tu vehículo regularmente, según las recomendaciones del fabricante.
  • Revisa el sistema de frenos: Comprueba regularmente que los frenos funcionan correctamente y que las pastillas de freno no están desgastadas.
  • Comprueba el sistema de alumbrado: Comprueba regularmente que todas las luces funcionan correctamente, incluyendo la luz de la matrícula trasera.
  • Revisa el estado de los neumáticos: Es importante que compruebes regularmente su estado, incluyendo la presión, la profundidad del dibujo y el desgaste. Si los neumáticos están desgastados o dañados, es probable que no pasen la ITV.
  • Mantén el sistema de emisiones en buen estado: El sistema de emisiones es responsable de reducir la cantidad de gases contaminantes que emite tu vehículo. Es importante que compruebes regularmente que el sistema de emisiones funciona correctamente y que no hay fugas de gases.

Para pasar la ITV con éxito, es importante que realices un mantenimiento regular de tu vehículo y que compruebes que todo funciona correctamente. Lo que es lo mismo, si llevas un mantenimiento preventivo y una revisión regular del vehículo lo más probable es que tengas problemas para pasar la ITV.

Mantener tu vehículo en regla es importante para garantizar su buen funcionamiento, prolongar su vida útil y evitar accidentes y sanciones. Para ello, como ya te hemos comentado antes, es recomendable que realices un mantenimiento regular del mismo.

Esperamos que esta información te halla servido y la consideres útil, desde el equipo de TodoRenting.es recordamos que de todo vehículo de renting realizado con nosotros, nos encargaremos de gestionarte la cita con la ITV.

Post relacionados

Paisaje de un lugar donde nieva en España
Descubre los Mejores Destinos de Nieve en España para Este Invierno
Explora los destinos más encantadores para disfrutar de la nieve en España este invierno. Desde Sierra Nevada hasta la Sierra de Gredos, encuentra los mejores lugares para esquiar y disfrutar del paisaje invernal. Leer más
Taller DS destacada
TALLERES OFICIALES DE DS
Los talleres oficiales de DS en España son la red […] Leer más
¿Es verdad que los vehiculos rojos tienen más accidentes?
¿Es verdad que los vehiculos rojos tienen más accidentes? Leer más