• BMW presenta a Carlos Alcaraz como nuevo embajador de la marca. Conducirá la gama electrificada y empezará con un el SUV más tecnológico, el nuevo iX.

Carlos Alcaraz ha sido presentado en sociedad como nuevo embajador de BMW. Ha sido un acto con la prensa especializada en las oficinas de la marca en Madrid y en el que el joven tenista ha posado con uno de los coches electrificados de BMW y en el que ha respondido a las primeras preguntas acerca de su faceta como conductor.

Un encuentro en el que, por ejemplo, hemos conocido cómo se sacó el carné de conducir: “fue a la primera. Me saqué a la primera todo: el teórico y el práctico. Además, fue en un período corto porque durante el año tengo muchos torneos y no tengo mucho tiempo para estar en casa así que le di caña y todo a la primera”.

En relación con la razón principal para que un deportista de alto nivel como Alcaraz se sacara el carné de conducir, el tenista español lo tenía claro: “siempre he querido sacarme el carné de conducir para tener independencia y no tener que depender de nadie”.

Una presentación que venía previamente determinada por el acuerdo presentado en el mes de julio entre Alcaraz y BMW por el que la firma bávara anunciaba que será la encargada de proporcionar la movilidad del tenista Carlos Alcaraz.

Un contrato del que Alcaraz ha señalado que es un “honor representar todos los valores de BMW, además es una marca que me encanta y para mí que una marca como BMW me apoye desde el inicio es algo increíble”.

Alcaraz ya tiene enchufe en casa

El acuerdo entre BMW y Alcaraz permitirá que el tenista utilice para su movilidad uno de los vehículos 100% eléctricos de la gama BMW, pudiendo elegir entre cualquiera de los modelos eléctricos disponibles a día de hoy: BMW iXBMW i4BMW iX3BMW i7, así como el nuevo BMW iX1, señalan desde la marca.

Por ello, Alcaraz ha comenzado posando para BMW con el iX, un coche del que todavía no ha podido disfrutar: “el acuerdo con BMW se formalizó casi viajando a Estados Unidos y lo cierto es que todavía no he tenido mucho tiempo de probar el coche, pero ya estoy deseando llegar a casa para conducirlo”, ha señalado.

En cuanto a si fue Alcaraz el que quería un coche eléctrico o BMW el que se lo propuso, el tenista ha señalado que fue un acuerdo de ambas partes: “entre todos decidimos que el acuerdo fuera con coche eléctrico. Por mi parte siempre he querido promover la sostenibilidad que supone un coche eléctrico. Y por ya tengo enchufe en casa. Esto es otra de las razones por las que quiero llegar a casa para poder conducirlo y probarlo”, ha comentado.

No obstante, Carlos también ha reconocido en este sentido que, si bien apuesta por la movilidad eléctrica también le “gusta conducir”. La razón de esta pasión por los coches le viene por Juan Carlos Ferrero: “al final paso mucho tiempo con Juan Carlos, casi más tiempo con él que con mi familia. Y a él le encantan los coches y la velocidad. Y lo cierto es que a mí también. Por ello, no solo veo los coches como objetos para desplazarme, sino que en ciertos momentos también me podría apetecer ir más allá y sentir la adrenalina: algún día lo probaré”, afirma.