Disfrutar del aire acondicionado en el automóvil es realmente agradable, ya que mejora considerablemente el confort en el habitáculo. Sin embargo, esta sensación placentera puede desvanecerse rápidamente cuando nos damos cuenta de que el aire acondicionado no enfría lo suficiente como debería después de encenderlo. En esos casos, es común sospechar del compresor como la posible causa del problema. Pero, ¿cómo podemos estar seguros de que el compresor es el culpable? Primero, debemos identificar las fallas que presenta el sistema de aire acondicionado, prestando atención a indicios como ruidos anormales provenientes del compresor, altas temperaturas en el interior del vehículo, fugas de refrigerante o un embrague del compresor que está rígido o suelto. Si se presentan estas condiciones, es probable que el compresor sea el responsable de que el aire acondicionado no esté enfriando adecuadamente y probablemente necesite ser reemplazado.

¿Qué es el compresor?

Este componente esencial del sistema de refrigeración de un automóvil cumple un papel fundamental al presurizar y mantener el gas refrigerante en circulación, lo cual permite mantener una cabina climatizada. El compresor se enciende y apaga de manera continua, lo que lo expone a un mayor desgaste en comparación con otras partes del sistema. Al igual que otros componentes mecánicos de un automóvil, el compresor tiende a fallar con el tiempo y, por lo tanto, debe ser reemplazado.

¿Cuáles son las causas de que el compresor no arranque?

Una de las principales razones puede ser la falta de refrigerante, ya que este líquido es necesario para enfriar y lubricar el compresor y asegurar su correcto funcionamiento. El refrigerante puede disminuir gradualmente debido a pequeñas fugas que pueden ser casi imperceptibles, y cuando la cantidad de refrigerante es insuficiente, la presión en el sistema disminuye, poniendo en riesgo al compresor. Otra causa puede ser el mal funcionamiento de los dispositivos de protección del compresor, los cuales pueden fallar debido a presiones excesivas y evitar que el compresor se encienda. También es posible que haya un fusible quemado que impida que la energía llegue al compresor y, por lo tanto, no pueda encender.

El compresor puede hacer que el aire acondicionado no enfríe

Si has determinado que el compresor es el culpable de que tu aire acondicionado no enfríe correctamente, es hora de reemplazarlo por uno nuevo. Para evitar problemas más graves en el resto del sistema de aire acondicionado, se recomienda cambiar completamente el compresor. El precio de un compresor nuevo puede variar entre 70€ y 250€. Para realizar el cambio, es recomendable llevar el vehículo a un taller y que el compresor sea instalado por profesionales en el campo. El costo de la mano de obra suele estar entre 400€ y 600€, pero vale la pena, ya que se descartarán otros posibles fallos en el sistema de refrigeración y se garantizará un óptimo estado y funcionamiento del aire acondicionado.

El cambio y montaje del compresor

En caso de tener los conocimientos necesarios, es posible realizar el cambio y montaje del compresor por cuenta propia, lo cual puede ahorrar mucho dinero. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este trabajo es algo complicado y debe realizarse en un taller especializado, donde se puedan realizar correctamente tareas como la extracción del refrigerante y el lavado del sistema. Realizar el cambio por cuenta propia puede ahorrarte alrededor de 150€ en mano de obra. Si decides llevarlo a cabo, a continuación te proporciono instrucciones para el montaje del compresor del aire acondicionado en tu coche:

• Extrae el refrigerante.

• Accede al compresor del aire acondicionado.

• Afloja la correa poly V (toma una foto antes de aflojarla para facilitar la instalación posterior).

• Desenrosca las tuberías del compresor.

• Afloja los tornillos y retira el compresor.

• Limpia el sistema de aire acondicionado y llena el nuevo compresor de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

• Instala el nuevo compresor de aire acondicionado (cambia también los anillos de sellado, la válvula de expansión y el secador).

• Vuelve a colocar y asegurar el resto de las piezas.

• Recarga el aire acondicionado con refrigerante y verifica si hay fugas (estas tareas las puede realizar un especialista en aire acondicionado).

El compresor del aire acondicionado de un coche puede presentar fallas y fugas en alguno de sus componentes, lo que no solo causa problemas de enfriamiento, sino que también genera ruidos y vibraciones perceptibles para el conductor. Estas fallas suelen estar relacionadas con la obstrucción de los filtros, los cuales, al deteriorarse, producen ruido durante la circulación del aire, lo cual puede resultar molesto en ciertos casos. Para evitar este tipo de problemas, es necesario realizar revisiones preventivas del sistema de aire acondicionado de manera regular, asegurándose de que los niveles de refrigerante sean adecuados, y cambiar los filtros si es necesario. De esta manera, se mantendrá un buen funcionamiento del sistema de refrigeración y se evitarán averías más graves.

En TodoRenting, nos preocupamos por brindar a todos nuestros conductores una experiencia única y libre de preocupaciones. Por esta razón, todos los gastos de reparaciones y mantenimientos están incluidos en las cuotas mensuales del contrato de renting. Te invitamos a visitar nuestro catálogo de opciones de renting disponibles para particulares, empresas y autónomos, o simplemente llámanos para obtener más información.

Post relacionados

RENTING, IBERCAJA
TodoRenting.es no tiene ningún tipo de contrato o acuerdo con […] Leer más
LOS 5 MEJORES MIRADORES EN SEVILLA PARA IR EN COCHE
Sevilla es una ciudad preciosa, ¿qué mejor que contemplarla desde […] Leer más
Características Técnicas del Toyota Yaris
El Toyota Yaris, un compacto emblemático en el segmento B, […] Leer más