Las normativas de gases de vehículos en Barcelona son un conjunto de medidas que buscan reducir la contaminación atmosférica y mejorar la calidad del aire en la capital catalana. Estas normativas se basan en la creación de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), un área delimitada dentro de la ciudad donde se aplican restricciones de acceso, circulación y estacionamiento de vehículos contaminantes. La ZBE responde a la Ley de Cambio Climático y Transición Energética aprobada en 2021 por el Gobierno y que obliga a los municipios españoles de más de 50.000 habitantes a tener estas áreas de circulación restringida para vehículos contaminantes, algo que también se aplica a los de más de 20.000 que superen niveles máximos de contaminación.

La ZBE se establece de manera permanente en el ámbito geográfico definido por las rondas Litoral y de Dalt. Las rondas están excluidas de la zona de bajas emisiones. De esta manera, se ve afectada toda la ciudad de Barcelona, así como los municipios colindantes de L’Hospitalet, Esplugues, Cornellà y Sant Adrià de Besòs. En conjunto, es un área de 95 kilómetros cuadrados (equivalente a 20 veces la superficie de Madrid Central). La ZBE tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y dar cumplimiento a los valores límites de dióxido de nitrógeno establecidos por la normativa comunitaria y estatal de carácter básico en materia de calidad del aire1.

La ZBE se implantó el 1 de enero de 2020 y desde entonces prohíbe la circulación de los vehículos más contaminantes que no tienen etiqueta medioambiental de la DGT. La etiqueta medioambiental clasifica los vehículos según su potencial contaminante en cuatro categorías: 0 emisiones, ECO, C y B. Los vehículos sin etiqueta son los más antiguos y contaminantes: los turismos anteriores al año 2000 (gasolina) o al año 2006 (diésel) y las furgonetas anteriores al año 19942. Estos vehículos no pueden circular ni acceder a la ZBE en ningún caso.

Además, hay otros vehículos con etiqueta medioambiental que también tendrán restricciones de circulación en la ZBE a partir del 1 de enero de 2023. Estos son los siguientes:

● Los turismos con etiqueta B que no estén domiciliados en el ámbito de la ZBE o que no tengan una autorización especial.

● Los turismos con etiqueta C que no estén domiciliados en el ámbito de la ZBE o que no tengan una autorización especial y que no lleven al menos una persona acompañante.

● Las furgonetas con etiqueta B o C que no estén domiciliadas en el ámbito de la ZBE o que no tengan una autorización especial y que no lleven al menos una persona acompañante o una carga superior al 20% del peso máximo autorizado3.

La ZBE tiene como beneficios para la salud y el medio ambiente la reducción de la exposición a contaminantes atmosféricos nocivos para la salud humana y el ecosistema, como el dióxido de nitrógeno, el ozono troposférico, las partículas en suspensión o el monóxido de carbono. Estos contaminantes pueden provocar enfermedades respiratorias y cardiovasculares, cáncer, alergias o efectos sobre el sistema nervioso. Además, la ZBE contribuye a mitigar el cambio climático al disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global y sus consecuencias negativas sobre el clima, la biodiversidad y los recursos naturales.

La ZBE se suma a otras iniciativas que ya existen en otras ciudades españolas como Madrid, Pontevedra o Valencia, que también han implantado zonas de bajas emisiones para mejorar la calidad del aire y cumplir con los objetivos de descarbonización marcados por la Unión Europea y el Acuerdo de París. Estas zonas suponen un cambio en el modelo de movilidad urbana, que apuesta por un transporte más limpio, sostenible y eficiente, basado en el uso de vehículos eléctricos, híbridos o de bajas emisiones, así como en el fomento del transporte público, la bicicleta y los desplazamientos a pie.

En conclusión, las normativas de gases de vehículos en Barcelona son una medida necesaria para proteger la salud de las personas y el medio ambiente frente a los efectos nocivos de la contaminación atmosférica. La ZBE es una herramienta que busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y dar cumplimiento a los compromisos internacionales en materia de cambio climático. La ZBE implica una transformación del modelo de movilidad urbana hacia uno más limpio, sostenible y eficiente, que requiere de la adaptación y la colaboración de todos los ciudadanos.

Para que estas medidas no te repercutan, no dudes en adquirir un vehículo eléctrico o con alguna etiqueta medioambiental, en todorenting.es podemos ayudarte a disfrutar de tu ciudad e ir a trabajar sin tener que realizar una gran inversión al cambiarte de vehículo para respetar estas normativas.

Post relacionados

QUÉ ES EL RENTING FLEXIBLE CLAVES PARA UNA MEJOR CONTRATACIÓN
Si buscas flexibilidad en tu renting o lo quieres para […] Leer más
Renting Coches
Ayudas a la compra de un coche ¿Merece la pena?
Tras el comunicado por parte del Gobierno, la medida puede […] Leer más
Taller Skoda
TALLERES OFICIALES DE SKODA
Skoda es una marca de automóviles checa que cuenta con […] Leer más