Hoy en el blog de TodoRenting.es vamos a hablar de una parte importantísimas de nuestro vehículo, los amortiguadores, de como mantenerlos siempre apunto para evitar averías.

¿Qué es un amortiguador ?

Un amortiguador es un componente de la suspensión de un vehículo que tiene como función absorber los movimientos bruscos y las vibraciones causadas por los obstáculos del terreno al circular. Los amortiguadores están ubicados en cada rueda y están formados por un cilindro con un pistón que se desliza dentro del mismo. Al atravesar obstáculos, el pistón se mueve hacia arriba y abajo dentro del cilindro, absorbiendo la energía de los movimientos bruscos y reduciendo las vibraciones. Los amortiguadores ayudan a mantener el control y la estabilidad del vehículo al circular y a mejorar la comodidad de los pasajeros. Es importante mantener en buen estado los amortiguadores y cambiarlos si es necesario para garantizar un buen rendimiento de la suspensión y una buena maniobrabilidad del vehículo.

¿Qué función tiene el amortiguador?

Como he mencionado anteriormente, el amortiguador es un componente de la suspensión de un vehículo que tiene como función absorber los movimientos bruscos y las vibraciones causadas por los obstáculos del terreno al circular. Los amortiguadores están ubicados en cada rueda y están formados por un cilindro con un pistón que se desliza dentro del mismo. Al atravesar obstáculos, el pistón se mueve hacia arriba y abajo dentro del cilindro, absorbiendo la energía de los movimientos bruscos y reduciendo las vibraciones.

Los amortiguadores tienen varias funciones importantes en un vehículo:

Mantienen el control y la estabilidad del vehículo al circular: Al absorber los movimientos bruscos y las vibraciones, los amortiguadores ayudan a mantener el control y la estabilidad del vehículo al circular, especialmente en terrenos irregulares o en curvas.

Mejoran la comodidad de los pasajeros: Los amortiguadores también contribuyen a mejorar la comodidad de los pasajeros al viajar, ya que reducen las vibraciones y los movimientos bruscos que pueden hacer que el vehículo sea incómodo de conducir.

Protegen el resto de componentes de la suspensión: Los amortiguadores también ayudan a proteger el resto de componentes de la suspensión del vehículo al absorber parte de la energía de los movimientos bruscos y las vibraciones.

Es importante mantener en buen estado los amortiguadores y cambiarlos si es necesario para garantizar un buen rendimiento de la suspensión y una buena maniobrabilidad del vehículo.

Tipos de amortiguadores

Existen dos tipos principales de amortiguadores: los amortiguadores hidráulicos y los amortiguadores neumáticos.

Los amortiguadores hidráulicos son los más comunes y se utilizan en la mayoría de los vehículos. Estos amortiguadores están formados por un cilindro con un pistón que se desliza dentro del mismo. En el interior del cilindro hay un líquido hidráulico que fluye a través de orificios perforados en el pistón. Al atravesar obstáculos, el pistón se mueve hacia arriba y abajo dentro del cilindro, absorbiendo la energía de los movimientos bruscos y reduciendo las vibraciones.

Los amortiguadores neumáticos son menos comunes y se utilizan principalmente en vehículos pesados y autobuses. Estos amortiguadores están formados por un cilindro con un pistón que se desliza dentro del mismo. En el interior del cilindro hay aire comprimido que fluye a través de orificios perforados en el pistón. Al atravesar obstáculos, el pistón se mueve hacia arriba y abajo dentro del cilindro, absorbiendo la energía de los movimientos bruscos y reduciendo las vibraciones.

Es importante tener en cuenta que los amortiguadores deben ser adecuados para el tipo de vehículo en el que se van a instalar. Es importante utilizar amortiguadores de calidad y de la marca recomendada por el fabricante del vehículo para garantizar un buen rendimiento y una buena durabilidad.

Las averías más comunes

Algunas de las averías más típicas de los amortiguadores son las siguientes:

Desgaste: Los amortiguadores pueden desgastarse con el tiempo debido al uso y a la exposición a factores externos como el agua, el barro o la arena. El desgaste puede reducir la eficiencia de los amortiguadores y provocar problemas de rendimiento en el vehículo.

Fugas: Los amortiguadores pueden sufrir fugas de líquido o de aire, lo que puede reducir su eficiencia y provocar problemas de rendimiento en el vehículo.

Roturas: Los amortiguadores pueden romperse debido a accidentes o al excesivo uso. Esto puede provocar problemas de rendimiento en el vehículo y puede ser peligroso si se produce mientras se circula.

Fallos eléctricos: Los amortiguadores neumáticos pueden sufrir fallos eléctricos debido a problemas en los componentes eléctricos del sistema de suspensión o a problemas de conexión.

Es importante realizar un mantenimiento regular de los amortiguadores y cambiarlos si es necesario para evitar problemas de rendimiento y mantener la suspensión del vehículo en buen estado.

Efectos del amortiguador en mal estado

Cuando un amortiguador está en mal estado, puede tener graves consecuencias para el vehículo y para la seguridad de los pasajeros. Algunas de las consecuencias más importantes de un amortiguador en mal estado son las siguientes:

Problemas de manejo: Los amortiguadores ayudan a mantener el control y la estabilidad del vehículo al circular. Si están en mal estado, pueden provocar problemas de manejo y dificultar la maniobrabilidad del vehículo, especialmente en curvas o en terrenos irregulares.

Mayor fatiga de los pasajeros: Los amortiguadores también contribuyen a mejorar la comodidad de los pasajeros al viajar, reduciendo las vibraciones y los movimientos bruscos. Si están en mal estado, pueden provocar mayor fatiga y molestias durante el viaje.

Mayor desgaste de los neumáticos: Si los amortiguadores están en mal estado, pueden provocar un mayor desgaste de los neumáticos debido a los movimientos bruscos y las vibraciones que no son correctamente absorbidos. Esto puede provocar un mayor gasto en neumáticos y un mayor consumo de combustible.

Mayor desgaste de otros componentes de la suspensión: Los amortiguadores también protegen el resto de componentes de la suspensión del vehículo al absorber parte de la energía de los movimientos bruscos y las vibraciones. Si están en mal estado, pueden provocar un mayor desgaste de otros componentes de la suspensión, como las muelles o los triángulos.

Es importante mantener en buen estado los amortiguadores y cambiarlos si es necesario para evitar problemas de rendimiento y mantener la suspensión del vehículo en buen estado.

Detectar defectos en el amortiguador

Existen varios síntomas que pueden indicar que un amortiguador está en malas condiciones y necesita ser reparado o reemplazado. Algunos de estos síntomas son los siguientes:

Balanceo excesivo del vehículo al circular: Si el vehículo se balancea excesivamente al circular, especialmente al pasar por obstáculos o en curvas, puede ser un signo de que los amortiguadores están en mal estado.

Pérdida de estabilidad al circular: Si el vehículo pierde estabilidad al circular, especialmente al pasar por obstáculos o en curvas, puede ser un signo de que los amortiguadores están en mal estado.

Mayor fatiga de los pasajeros durante el viaje: Si los pasajeros sienten mayor fatiga durante el viaje debido a las vibraciones y los movimientos bruscos, puede ser un signo de que los amortiguadores están en mal estado.

Las mejores opciones de amortiguadores

Es importante utilizar amortiguadores de calidad y de la marca recomendada por el fabricante del vehículo para garantizar un buen rendimiento y una buena durabilidad. Algunas de las marcas de amortiguadores más conocidas y de buena calidad son:

Bilstein: Esta marca alemana es muy conocida por la calidad y el rendimiento de sus amortiguadores. Ofrecen una amplia gama de amortiguadores para diferentes tipos de vehículos y aplicaciones.

Koni: Esta marca holandesa es otra de las más conocidas y reconocidas por la calidad y el rendimiento de sus amortiguadores. Ofrecen una amplia gama de amortiguadores para diferentes tipos de vehículos y aplicaciones.

Monroe: Esta marca estadounidense es muy conocida por la calidad y la durabilidad de sus amortiguadores. Ofrecen una amplia gama de amortiguadores para diferentes tipos de vehículos y aplicaciones.

¿Cada cuanto tiempo hay que cambiarlos?

La frecuencia de cambio de los amortiguadores depende de varios factores, como el tipo de vehículo, el uso que se le da y las condiciones de conducción. En general, se recomienda realizar una revisión de los amortiguadores cada vez que se realice un mantenimiento completo del vehículo, que suele ser cada 20.000 o 30.000 kilómetros. Si se detecta algún problema con los amortiguadores durante la revisión, es necesario cambiarlos.

En algunos casos, los amortiguadores pueden durar más tiempo o menos tiempo, dependiendo de las condiciones de uso. Por ejemplo, si el vehículo es utilizado en un entorno muy exigente, como un terreno de montañas o un clima muy húmedo o salado, los amortiguadores pueden desgastarse más rápidamente. Por otro lado, si el vehículo se utiliza principalmente en carretera y en condiciones de conducción más suaves, los amortiguadores pueden durar más tiempo.

Es importante realizar un mantenimiento regular de los amortiguadores y cambiarlos si es necesario para evitar problemas de rendimiento y mantener la suspensión del vehículo en buen estado.

Coste de los amortiguadores

El costo de un cambio de amortiguadores depende de varios factores, como el tipo de vehículo, el tipo de amortiguadores que se utilizan y el lugar donde se realiza la reparación. En general, el costo de un cambio de amortiguadores puede variar desde unos cientos de euros hasta varios miles de euros, dependiendo del vehículo y de los amortiguadores que se utilicen.

Post relacionados

Taller Mazda
TALLERES OFICIALES DE MAZDA
Los talleres oficiales de Mazda en España son la red […] Leer más
¿Cuándo falla la correa de distribución?
La correa de distribución desempeña un papel crucial en el […] Leer más
LOS 5 MEJORES MIRADORES EN GRANADA PARA IR EN COCHE
Granada es una ciudad llena de miradores impresionantes, desde los […] Leer más