Si tiene un vehículo con cambio automáticos, acompáñanos en el blog de TodoRenting.es para conocer y optimizar la conducción de tu vehículo.

Partes básicas del coche automático

Caja de cambios: La caja de cambios automática es un componente de un coche que se encarga de transmitir la potencia del motor a las ruedas y cambiar automáticamente las marchas según sea necesario. Los coches que utilizan una caja de cambios automática son más fáciles de conducir que los coches con transmisión manual, ya que no es necesario utilizar un pedal de embrague ni cambiar manualmente las marchas.

Pedales: Los coches automáticos tienen dos pedales en lugar de tres (embrague, freno y acelerador) como los coches con transmisión manual. Estos dos pedales son el pedal del freno y el pedal del acelerador. El pedal del freno se utiliza para reducir la velocidad del coche y para detenerlo completamente. Es importante tener siempre el pie sobre el pedal del freno cuando el coche está parado, especialmente cuando se está en una colina o en una pendiente.

Palanca de cambio: La palanca de cambio es un componente de un coche que se utiliza para seleccionar diferentes modos de conducción y para cambiar las marchas. En los coches con transmisión manual, la palanca de cambio se encuentra en el centro del tablero y el conductor tiene que utilizarla para cambiar manualmente las marchas.

Arrancar el vehículo

Para arrancar un coche automático, siga estos pasos:

Abra la puerta del conductor y siéntese en el asiento del conductor. Abróchese el cinturón de seguridad.

Gire la llave de contacto hacia la derecha para encender el motor.

Ponga el coche en «P» (parado) poniendo la palanca de cambio en la posición adecuada.

Pise el pedal del freno y arrancar el motor.

Pise el pedal del acelerador y el coche se pondrá en marcha automáticamente.

Es importante recordar que el conductor siempre debe prestar atención a la carretera y utilizar los pedales de forma adecuada.

Tips para tu vehículo automático

Aquí tienes algunos consejos útiles para tu coche automático:

Realiza un mantenimiento regular: Es importante realizar un mantenimiento regular del coche para garantizar su buen rendimiento y prolongar su vida útil. Esto incluye cambiar el aceite, el filtro de aire, el filtro de combustible y otros componentes que necesiten ser sustituidos.

Utiliza el freno de mano: Si el coche se encuentra en una colina o en una pendiente, es importante utilizar el freno de mano para evitar que el coche se mueva.

Sigue las instrucciones del fabricante: Es importante seguir las instrucciones del fabricante en cuanto al uso y el mantenimiento del coche. Esto incluye la frecuencia de cambio de aceite y otros componentes, así como el tipo de neumáticos y frenos que se deben utilizar.

No abuses del acelerador: Es importante no abusar del acelerador para evitar dañar el motor y el sistema de transmisión. Si es necesario acelerar rápidamente, hazlo de forma suave y progresiva.

Conduce de forma segura: Siempre debes prestar atención a la carretera y conducir de forma segura, respetando los límites de velocidad y las señales de tráfico. También debes asegurarte de que el coche esté en buenas condiciones antes de ponerte en marcha.

Post relacionados

Ventajas y desventajas de los coches híbridos
Introducción Los coches híbridos ofrecen una serie de ventajas y […] Leer más
¿QUÉ OPINAN LOS CLIENTES DEL RENTING? OPINIONES DEL RENTING?
¿QUÉ OPINAN LOS CLIENTES DEL RENTING? OPINIONES DEL RENTING? Leer más
VEHÍCULOS BERLINA
Cada vez son más los usuarios que optan por las […] Leer más