¿Gasolina Diesel Híbrido qué coche comprar? La compra de un vehículo puede ser algo que genere muchas dudas. El gran desembolso que supone adquirir un coche nuevo nos hace antes de dar el paso meditar la decisión una y otra vez, para asegurarnos de que nos decantamos por la opción correcta. 

Además, ahora los futuros conductores tienen que enfrentarse a una disyuntiva más: el tipo de motor. a parte de Gasolina Diesel Híbrido o las nuevas tecnologías como la eléctrica que han complicado la respuesta de la ya de por sí pregunta del millón: ¿Qué coche comprar? 

Y es que, parece que fue ayer cuando la única cuestión que teníamos que contemplar era: ¿diésel o gasolina?. Sin embargo, el abanico actual es mucho más amplio. La concienciación generalizada por el medio ambiente ha provocado una revolución en el sector de la automoción, dando lugar a alternativas más sostenibles. 

A continuación, os mostramos una pequeña comparativa de las variedades de motor para que contéis con toda la información necesaria en cuanto  ventajas, inconvenientes, coste… y acertéis en vuestra elección.

Gasolina

¿Vas a hacer menos de 20.000 km al año? Entonces si puedes plantearte comprar un coche de gasolina. Este tipo de combustible es recomendable para conductores que no recorren una gran cantidad de kilómetros. Su principal punto fuerte es el precio. Cualquier persona que quiera un coche a estrenar, invirtiendo lo menos posible, escoge gasolina. Además, tiene menor coste de mantenimiento, son más ligeros y poco ruidosos. No obstante, consumen más y el precio del combustible es más caro lo que puede causar un problema para tu bolsillo en modelos de tamaño familiar.

Diésel

Los modelos diésel de última generación han desbancado completamente a los que surgieron hace más de quince años. Sin embargo, actualmente no están atravesando su mejor momento debido al dieselgate y su mala fama como modelo contaminante. Por ello, para limpiar su nombre, su fabricante ha creado nuevos propulsores que respetan a rajatabla la normativa Euro VI, relacionada con el medio ambiente.

Por otro lado, en contraposición a la gasolina, el diésel es buena alternativa para aquellos que recorren trayectos largos (más de 20.000 km) sobre todo fuera de ciudad. Su consumo es aproximadamente un 20% inferior que el anterior y el combustible necesario también es más barato. La principal desventaja es que tanto el precio de mercado de los vehículos de diésel como su mantenimiento es mayor.

Mild Hybrid

Conocidos como microhíbridos o coches con sistemas de hibridación suave, estos vehículos cuentan en su interior con un motor eléctrico de pequeño tamaño ( 24V o 48V) que trabaja en paralelo con el motor de combustión. 

Para saber si comprar o no un vehículo con esta tecnología deberás guiarte por las características de los de combustión, ya que siguen todos la misma línea. Sin embargo, no podemos olvidar que cuenta con la etiqueta ECO de la DGT y su precio es más elevado que los coches convencionales.

Gas (GNC o GLP)

¿Has oído hablar de los coches bifuel? Estos modelos son, en realidad, vehículos de gasolina cuyo motor ha sido adaptado para rodar indistintamente con gas o gasolina. Las opciones de gas también son varias, pudiendo escoger entre Gas Licuado Petróleo (GPL) o Gas Natural Comprimido (GNC). Aunque existen algunas diferencias entre ambas, las dos coinciden en su potente eficiencia. Es decir, el consumo y la emisión de gases contaminantes es notablemente inferior respecto al combustible tradicional y también cuentan con la etiqueta ECO de la DGT. 

En cuanto al precio de compra, los modelos rondan lo mismo que un diésel y su única pega sería la necesidad de tener próxima una estación de gas para poder repostar cómodamente sin tener que incurrir en largos desplazamientos.

Híbrido

Combinar lo mejor de los dos mundos es posible gracias a los híbridos. Haciendo uso de ambas tecnologías (combustión y electricidad) se reducen las emisiones contaminantes y cuentan con la autonomía y versatilidad de los propulsores de combustión. Actualmente, este tipo de vehículos están totalmente asentados dentro del sector automovilístico y sus precios cada vez son más atractivos para los consumidores.

Para entender mejor su funcionamiento es importante saber que el coche híbrido dispone de un impulsor térmico de gasolina que es ayudado por uno eléctrico en según qué situaciones. Se recomienda su uso por ciudad, ya que al circular a baja velocidad adquiere mayor protagonismo la parte eléctrica. Sin embargo, en trayectos largos, es la gasolina quien lleva las riendas del coche y la parte eléctrica pasa totalmente desapercibida.

Por tanto, te recomendamos esta opción si necesitas un vehículo para moverte en trayectos cortos por zonas urbanas. Así, te garantizas un consumo más reducido y podrás disfrutar de ciertos beneficios fiscales.

Híbrido enchufable

Dentro de la familia de los híbridos, se encuentran los enchufables. Su principal rasgo distintivo es la potencia de la parte eléctrica. Gracias a esta mejora, la autonomía es mucho mayor, llegando a poder circular durante 50 kilómetros únicamente a pilas. Una vez que la carga de esta se agota, funcionan como un híbrido convencional.

Desgraciadamente, son mucho más caros y para la persona que lo compra es fundamental disponer de un punto de recarga cerca del domicilio. En el caso de no tenerlo, habrá que asumir su coste de instalación.

Eléctrico

Hace años parecía totalmente impensable la fabricación de vehículos que circulasen de manera autónoma sin un motor de combustión. Sin embargo, el futuro ya está aquí y los coches eléctricos son una realidad. Propulsados por grandes baterías pueden desplazarse entre los 150 y 600 kilómetros sin necesidad de recargar. Por tanto, puede ser el coche ideal para personas que necesiten desplazarse para trayectos cortos.  Gracias a esto, sus índices de contaminación son casi nulos y cuentan con una gran suavidad de conducción.

Hidrógeno

Un paso más allá dentro del nuevo horizonte de coches eléctricos son los de hidrógeno. También conocidos como de pila de combustible, se plantean como la solución más limpia. Su tecnología se basa en la electricidad que se origina tras el resultado de la descomposición del hidrógeno al entrar en contacto con el oxígeno.

De todas las opciones planteadas, esta es la más revolucionaria y, por ende, la más cara. Su presencia en el mercado es muy reciente, por lo que todavía no son muchos los conductores que se han animado a probarlos.

Conclusiones ¿Que coche comprar?

¿Gasolina Diesel Híbrido qué coche comprar? Con toda esta información, ahora es el momento de plantearte cuáles son tus necesidades y preferencias para poner en una balanza los que los modelos que sé mejor se adapten a ellas. Por otro lado, si te lo has pensado mejor y consideras que no es el momento para comprar un coche, siempre puedes optar por el alquiler de vehículos a largo plazo.

En TodoRenting contamos modelos de las tecnologías más punteras del mercado. No dudes en contactar con nosotros. Nuestros especialistas del sector de la automoción estarán encantados de ayudarte a elegir la opción que mejor te conviene a ti y a tu bolsillo.