La correa de distribución desempeña un papel crucial en el funcionamiento del motor de un vehículo, permitiendo que el cigüeñal y los cilindros trabajen en armonía para llevar a cabo la combustión en el momento adecuado. Aunque está diseñada para ser duradera, la correa tiene un tiempo de vida limitado debido a la importancia de su función. Nadie quiere que la correa de distribución de su vehículo se averíe, ya que esto puede ocasionar graves consecuencias, como un mal rendimiento del automóvil o daños serios en el motor. A veces, la correa puede romperse sin previo aviso, lo que plantea la pregunta de cuándo ocurrió el fallo. Sin embargo, existen señales que indican posibles problemas con la correa y es importante prestarles atención para prevenir averías graves. En este artículo, encontrarás información relevante sobre los fallos comunes de la correa de distribución, con el objetivo de que estés informado y puedas evitar contratiempos al conducir.

Principales fallos de la correa de distribución

Hay ciertos síntomas que pueden indicar que la correa de distribución está por averiarse o ya está dañada. Sin embargo, estos síntomas no son siempre confiables para evaluar la gravedad del problema. Por lo tanto, te recomendamos que si percibes alguno de estos síntomas, lleves tu coche a un taller de confianza para que lo revisen. Aun así, es importante conocer los fallos más comunes que pueden ocurrir en la correa de distribución para comprender mejor la gravedad del daño, según el caso.

Ruidos en la correa. Si escuchas ruidos provenientes del motor, es probable que haya un problema con la correa de distribución. Esto puede ser causado por desgaste en diferentes partes de la correa, tensión alta o baja, desalineación durante el reemplazo de la correa o baja presión de aceite. Todos estos factores pueden afectar el rendimiento y generar ruidos en el motor debido a la correa.

Grietas en el dorso. Las correas de distribución están sujetas a desgaste a corto o largo plazo, lo que puede provocar grietas en el dorso de la correa. Estas grietas pueden ser causadas por altas temperaturas, bajas temperaturas o desgaste de la polea guía exterior. Esto afecta negativamente la conducción y requiere medidas correctivas según la situación, como evitar el sobrecalentamiento del motor en caso de altas temperaturas o reparar o reemplazar la polea guía en caso de desgaste.

Contaminación por aceite. La contaminación de la correa de distribución con aceite es un fallo común que puede ocurrir debido a diferentes factores, como fugas de aceite del motor a través de la correa, holgura en la unión entre la propulsión y la correa, fisuras en la correa o un montaje incorrecto. Si la correa se contamina con aceite, puede provocar un calentamiento excesivo del motor y un desgaste prematuro de la correa. En este caso, se recomienda acudir a un profesional para reemplazar las juntas de aceite dañadas y, si es necesario, cambiar la correa.

Desgaste en los dientes. El desgaste de los dientes de la correa puede prevenirse fácilmente. Puede ocurrir debido a una tensión incorrecta (alta o baja) o al desgaste de las poleas. Es importante verificar periódicamente la tensión de la correa y, si es necesario, reemplazar las poleas desgastadas.

Correa de distribución rota. Una correa de distribución completamente rota puede ser muy peligrosa tanto para el motor como para los ocupantes del vehículo. Es una avería grave que requiere el reemplazo de la correa y la eliminación de cualquier fragmento roto. La rotura de la correa puede ocurrir debido a la rotura de las cuerdas rectas o enredadas, la presencia de un objeto extraño entre la correa y la polea que rompe las cuerdas de tracción, o una torcedura severa antes de su montaje, lo que provoca su desgarro.

Consecuencias de los fallos de la correa de distribución

Mantener la correa de distribución en buen estado es vital para el correcto funcionamiento del vehículo. Un fallo o avería en la correa puede tener graves consecuencias. Incluso el menor fallo en la correa puede llevar a la rotura del motor, lo cual es una de las reparaciones más costosas debido a su complejidad. El uso continuo de una correa con fallos puede desincronizar el motor y causar daños en diferentes partes del mismo, afectando gravemente todo el sistema.

Con TodoRenting, no tendrás que preocuparte por los gastos de averías y fallos en la correa de distribución. Todo está incluido en las cuotas mensuales. ¿Deseas obtener más información? No dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales, quienes estarán encantados de asesorarte sobre nuestros servicios sin ningún compromiso.

Post relacionados

AIRE EN EL CIRCUITO DE FRENOS
AIRE EN EL CIRCUITO DE FRENOS Leer más
NORMATIVAS Y MEDIDAS ANTICONTAMINACION 2023
¿Cuál es la razón por la que algunas fábricas siguen […] Leer más
RENTING, CAIXA RENTING
TodoRenting.es no trabaja con Caixa Renting , aquí solo ofrecemos […] Leer más