Todos somos en mayor medida conscientes de los grandes riesgos que corremos al ponernos en carretera con nuestro vehículo, existen algunos que están en nuestras manos solventar y prevenir y otros que se escapan más de nuestro alcance. En esta ocasión en el blog de TodoRenting.es vamos a hablar de un enemigo que nos puede afectar a todos y que gracias a la tecnología se está intentando acabar con él de un modo realmente funcional y que ya está dando sus frutos, nos referimos al ángulo muerto.

¿Qué es un ángulo muerto?

El ángulo muerto de un coche es una zona que no se puede ver desde el retrovisor o desde el parabrisas del vehículo. Suele estar situada a los lados y en la parte trasera del coche, y puede ser peligrosa porque no permite detectar la presencia de otros vehículos, peatones o obstáculos que pueden estar en esa zona. Es importante tener en cuenta el ángulo muerto al conducir y estar siempre alerta para evitar posibles accidentes. Algunos vehículos cuentan con dispositivos que ayudan a detectar el ángulo muerto y alertan al conductor mediante una señal visual o sonora.

¿Cuáles son esas zonas?

Los ángulos muertos de un vehículo se encuentran a los lados y en la parte trasera del mismo. En concreto, el ángulo muerto de un coche se puede dividir en dos partes:

Ángulo muerto lateral: Es la zona que no se puede ver desde el retrovisor lateral del coche. Se encuentra a los lados del vehículo y puede ser peligrosa al no permitir detectar la presencia de otros vehículos o obstáculos que pueden estar en esa zona.

Ángulo muerto trasero: Es la zona que no se puede ver desde el retrovisor interior del coche. Se encuentra en la parte trasera del vehículo y puede ser peligrosa al no permitir detectar la presencia de vehículos que nos sigan de cerca o que se encuentren a nuestra altura.

Es importante tener en cuenta que los ángulos muertos varían en función del tamaño y la forma del vehículo, por lo que es necesario conocer bien el propio coche para poder identificar correctamente estas zonas. Además, es importante recordar que es necesario mirar por encima de los hombros al hacer maniobras de cambio de carril o al salir de un aparcamiento, ya que estas acciones también pueden generar ángulos muertos.

¿Se pueden evitar esas zonas?

Existen algunas medidas que puedes tomar para evitar los ángulos muertos en tu vehículo:

Ajusta tus retrovisores: Asegúrate de que tus retrovisores estén bien ajustados para poder ver lo máximo posible. Si no sabes cómo hacerlo, puedes consultar el manual de tu coche o preguntar en un taller especializado.

Utiliza los retrovisores convexos: Algunos coches cuentan con retrovisores convexos que amplían el campo de visión. Estos pueden ser útiles para detectar obstáculos o vehículos que se encuentran en los ángulos muertos.

Mira por encima de tus hombros: Al hacer maniobras de cambio de carril o al salir de un aparcamiento, asegúrate de mirar por encima de tus hombros para detectar obstáculos o vehículos que puedan estar en los ángulos muertos.

Utiliza sistemas de asistencia: Algunos coches cuentan con sistemas de asistencia como cámaras de visión trasera o alertas de ángulo muerto, que te pueden ayudar a detectar obstáculos o vehículos que se encuentran en estas zonas.

Es importante recordar que, aunque estas medidas pueden ser útiles, no sustituyen a una conducción responsable y atenta a lo que ocurre a tu alrededor. Por ello, es fundamental estar siempre atento y hacer uso de tus sentidos para detectar posibles peligros.

Utensilios para mejorar la visión

Los sensores de ángulo muerto son dispositivos que se instalan en el vehículo y están diseñados para detectar obstáculos o vehículos que se encuentran en los ángulos muertos del vehículo. Cuando se activan, suelen emitir una señal acústica o visual para alertar al conductor de la presencia de un obstáculo o vehículo en esa zona.

Los sensores de ángulo muerto suelen instalarse en los retrovisores o en los paragolpes del vehículo y están diseñados para detectar obstáculos a una distancia de hasta unos pocos metros. Dependiendo del modelo, pueden detectar obstáculos en un ángulo de hasta unos 180 grados, lo que los hace muy útiles para detectar vehículos que se encuentran en los ángulos muertos laterales o traseros del vehículo.

Los espejos de ángulo muerto son espejos retrovisores que se instalan en el vehículo con el objetivo de mejorar la visibilidad del conductor y evitar los ángulos muertos del vehículo.

Los espejos de ángulo muerto suelen tener una forma convexa o alargada y están diseñados para permitir al conductor ver obstáculos o vehículos que se encuentran a los lados o detrás del vehículo. Al ser convexos, los espejos de ángulo muerto tienen una mayor amplitud y permite al conductor ver obstáculos que estarían fuera del campo de visión de un espejo plano.

Los espejos de ángulo muerto son muy útiles para mejorar la seguridad al volante y evitar accidentes al cambiar de carril o realizar maniobras. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no sustituyen a una conducción responsable y atenta a lo que ocurre a tu alrededor, por lo que es fundamental estar siempre atento y hacer uso de tus sentidos para detectar posibles peligros.

Post relacionados

Coches para familias numerosas
Coches para Familias Numerosas: Encuentra el Vehículo Ideal para 2023
Coches para familias numerosas Cuando eres parte de una familia […] Leer más
MODIFICACIONES EN LA ITV
MODIFICACIONES EN LA ITV Leer más
Autovía: infraestructura clave para una circulación eficiente y segura
Descubre qué es una autovía, sus características distintivas frente a las autopistas y cómo contribuyen a una circulación vehicular más organizada y segura. Leer más